EXAMENES DE RUTINA EN EMBARAZO

Durante el embarazo se recomiendan ciertas pruebas de laboratorio a todas las mujeres. Cuanto antes se detecte algún problema, más pronto se podrá tratar y controlar.

Pruebas que se realizan en las primeras etapas del embarazo:
• Recuento sanguíneo completo: Este estudio puede indicar si hay anemia, indicios de infección o si hay un problema de coagulación de la sangre.
• Grupo sanguíneo y factor RH: indica el grupo sanguíneo de la madre (A, B u O así como RH positivo o negativo). Si el Rh es negativo, también se le examinará la sangre para ver si ha producido anticuerpos. De ser así, es posible que se hagan pruebas especiales y se dé seguimiento a esta situación durante el embarazo.
• Examen de orina: Se realiza para detectar infecciones o alteraciones de la función del riñón, así como posible Diabetes o preeclampsia.
• Infecciones de transmisión sexual: Es necesaria una prueba de sífilis en las primeras etapas del embarazo. Si se tiene la infección, se otorga tratamiento durante el embarazo. Consecuentemente, es necesario realizarse otra prueba para determinar si el tratamiento ha dado resultado.
• Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Este virus ataca ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Si la mujer está infectada con el VIH, es probable que se lo transmita al feto.
• Prueba de evaluación de la glucosa: En esta prueba se mide el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Un nivel elevado de glucosa puede ser un signo de diabetes gestacional, la cual puede causar problemas para la madre y el feto.
Exámenes para detectar defectos congénitos
Es necesario acudir a un especialista en genética si se tiene un historial familiar, pertenecer a ciertos grupos étnicos, edad de la madre de 35 años o más, o tener diabetes preexistente; pues el riesgo de defectos congénitos incrementa.
Tipos de defectos congénitos
Existen distintos tipos de defectos congénitos, ya sean mutaciones, que pueden ser transferidas de los padres a los hijos, o una aneuploidía, la enfermedad causada por tener un cromosoma de más o faltante. La más común es la trisomía, una enfermedad donde existe un cromosoma de más. Existen distintos tipos, tales como: trisomía 21 (el síndrome de Down), trisomía 13 y la trisomía 18.
Exámenes de detección de defectos congénitos
• Pruebas de detección de portadores: esta prueba puede detectar si una persona es portadora de un gen para cierta enfermedad y se realiza a ambos padres.

• Pruebas de detección: Existen dos tipos— ultrasonido o pruebas sanguíneas. Estas pruebas no pueden indicar si el feto presenta ciertos trastornos, solamente si corre riesgo de tenerlos. Si el resultado de una prueba o examen de detección es positivo, se harán exámenes de diagnóstico para ver si en realidad el trastorno está presente. El feto no corre riesgos cuando se hacen estos exámenes de detección.
• Pruebas de diagnóstico: Pueden detectar defectos heredados y trastornos cromosómicos por medio de amniocentesis, muestreo de vellosidades coriónicas y examen especializado de ecografía (ultrasonido).

*Algunas pruebas de diagnóstico conllevan ciertos riesgos, entre ellos un mayor riesgo de perder el embarazo. Consulte con el gineco-obstetra antes de tomar alguna decisión y someterse a alguna prueba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *